Seleccionar página
Peligro de guerra nuclear La alternativa se construye en los Brics

Paulo Cannabrava Filho *

Publicado: miércoles, 30 noviembre 2022

Aquí se hace un llamado hacia la paz, una movilización de personalidades en el mundo para que paremos el peligro de una guerra nuclear, ¡ya! Desde mi punto de vista, solo hay una manera de parar ese peligro, el peligro de todas las guerras: Parar con la expansión de la hegemonía de Estados Unidos.

El riesgo de guerra nuclear es inminente, es real, tan real como la locura que afecta a ciertos dirigentes sumisos a los grandes señores del capital, que se alzaron en dueños del mundo. Que este riesgo no logre desviar la atención de otra guerra, que está siendo librada contra los pueblos del mundo, particularmente en el occidente bajo la hegemonía del dólar.

Se trata aquí de la guerra cultural, psicosocial. Guerra mediática, guerra cibernética, guerra de narrativas que utiliza las palabras como arma. Y son las palabras las más mortales, las más peligrosas de todas las armas. Palabras, que pueden generar esperanza, cooperación, armonía entre los seres, que están utilizando para generar el miedo, el odio, confrontación, a promover el caos.

Esa guerra la están ganando los señores de todas las guerras.

Una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar, constatan los expertos del Consejo de Seguridad de la ONU. Pero ese mismo consejo, creado pare resolver conflictos y asegurar la paz, al contrario, está actuando en dirección al agravamiento de las tensiones. Se transformó en un instrumento más de las políticas expansionistas de Estados Unidos, una herramienta de la OTAN.

Para que eso cambie, hay que ampliar el número de miembros permanentes y acabar con el poder de veto. Vetan por sus propios intereses porque tienen la fuerza. Habrá paz cuando impere la fuerza moral en lugar de la fuerza de las armas.

Cerca de completar 80 años del término de la segunda guerra inter-imperialista se constata, que Yalta y Potsdam significaran cortos armisticios. ¿Qué es lo que ocurrió en Europa todos estos años? Debilitada por dos guerras, salieron los nazis-fascistas, entraron los anglosajones – estadunidenses y británicos.

Entraron para nunca más salir. Plan Marshall de recuperación fue uno de los aspectos de la estrategia de ocupación a través de una guerra cultural utilizando de todos los medios. Se acabó la belle èpoque y las sociedades de bienestar para dar lugar a la sociedad de consumo, el reino de la coca cola.

Transcurridos menos de 40 años, Europa ocupada militar y económicamente inicia otra cuadra de décadas bajo la égida del neoliberalismo en que se impone la dictadura del pensamiento único dictada por el capital financiero y la cartilla del Consenso de Washington como modelo de gestión de la economía.

Desde punto de vista del desarrollo económico y social fueron cuatro décadas perdidas.  El resultado se puede resumir en las expresiones llenas de significado como Desestatización, Privatización, Desindustrialización, Desnacionalización, Desreglamentación, Precarización, Desempleo, Desaliento, Miseria, que cunde por toda la Unión Europea, a igual que en los países en desarrollo.

Sumidos en crisis terminal del sistema y su modelo neoliberal, Europa se ve arrastrada a una aventura bélica, al declararse en guerra contra Rusia. Decretar bloqueo económico es un acto de guerra, así como suministrar tecnología, armas, municiones e inteligencia a una potencia beligerante es de per se un acto de guerra.

Sorprendente que los más perjudicados por esa guerra son los mismos países que la deflagraron. El tiro le salió por la culata. A la crisis económica sin salida dentro del sistema, se agrega la crisis energética. Por cuenta del bloqueo los precios dispararon y comienza a faltar de todo, eso en vísperas del invierno.

Todo eso en aras de un orden mundial unipolar que no existe ni nunca existió, pues contempla una minoría de menos de un quinto de los pueblos del mundo.

Estado Unidos necesita mantener Europa colonizada para sobrevivir; tiene que mantener Europa colonizada para sus objetivos de guerra para detener a Rusia, parar China. Pese a todo, ya no hay más lugar para hegemonías.

El mundo cambió. China es la mayor potencia económica y Rusia potencia bélica y los Brics ya se imponen como una realidad multipolar, y en un mundo de cooperación, integración, no cabe invasión, ocupación, guerra.

Sin embargo, la Doctrina Biden, deja claro que, para el imperio, tanto China como Rusia y los Brics son los enemigos a combatir

A pesar de eso, por iniciativa de China, se está edificando un sistema alternativo, libre del sistema del dólar, que se funda en la cooperación para el desarrollo y construcción de infraestructura para incrementar el intercambio comercial. Bautizado como Nueva Ruta de la Seda, contempla el Banco de Desarrollo de los Brics, Banco Asiático de Inversión, y un sistema alternativo interbancario fundado en una canasta de monedas locales que tienen como lastro las riquezas de cada país.

Los Brics -Brasil Rusia, India, China y Sudáfrica- representan más de la mitad de población del planeta. Atractivo como es por señalar independencia, estar libre de la tutela del dólar, ya tiene como candidatos a ingresar a Argentina y México en Nuestra América, Irán e incluso Arabia Saudita, que hasta hace poco era fiel siervo de los británicos y yanquis.

Dice Naciones Unidas que la población de la tierra llegó a 8 billones de humanos y que hay una bomba, quizás la mayor de todas, pronta para explotar, que son 828 millones de personas con hambre, y que podrán ser muchos, pero muchos más, de seguir la voracidad de la sociedad de consumo, la ocupación predadora de las tierras, de no detenerse el calentamiento, como vaticinan los expertos en la Cop 27, que transcurre ahora mismo en Egipto.

Pero la solución para esta y las otras bombas está en la propuesta de los Brics. Propuesta en que no cabe hegemonía, fundada en la cooperación entre los pueblos para el desarrollo, construyendo infraestructura, fortaleciendo el comercio intrarregional, el intercambio de los saberes, sim imposiciones, en beneficio de toda la humanidad. Así se construye la paz. Y con eso venceremos.

* Perodista brasileño, dirige la revista digital Diálogos del Sur, escribió en El Tiempo y en Rebelión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuadernos de Bitácora se propone salir cada dos semanas y se distribuirá en la redes sin limitaciones ni pagos como condición para leerla.
No obstante necesitamos suscriptores voluntarios para solventarla. Acá podés apoyarnos:👇

Para suscribirte por $200/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $500/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $700/mes, hacer clic aquí
.

Regresar al Sumario N°5

Edición Especial Perú

Sumario N°4

Sumario N°3

Sumario N°2

Sumario N°1