Seleccionar página
EL SUPREMACISMO BLANCO EN ITALIA

Grazia Civinini *

Publicado: lunes, 24 abril 2023

Toda Europa está hoy en una situación muy compleja con una gran incógnita sobre su futuro y en particular sobre el futuro del bienestar de los pueblos. Todo el mundo lo está, pero Europa está perdiendo las bases políticas y económicas del gran y poderoso continente que fue. Y la guerra además está matando a europexs esprcialmente ucranianxs  Hasta está en peligro de disolución la Unión Europea, que se fundó en 1993 hace solamente 30 años para propiciar la integración y gobernanza en común de sus estados y naciones, pero ahora sus ciudadanxs y sus gobiernos no perciben más una pertenencia común ni querer saber más nada, nada menos que de una moneda común como el Euro.

A la vez sigue siendo atractiva Europa, o a lo mejor solo  genera esperanza de una vida menos peor para los pueblos de África y Asia. Así es que los inmigrantes siguen llegando y llegando, saliendo de sus países gracias a carísimos traficantes que los hacen viajar en barcazas precarias que a menudo naufragan y se ahogan en el mar Mediterráneo.

Claramente Europa necesita aun hoy a lxs inmigrantes, porque le falta mano de obra. Los nacimientos son bajísimos, en Francia en 2021 nacieron 11 niñxs cada mil habitantes, mientras en Italia nacieron 7 con la tasa más baja de todo el continente, siendo uno de los países más ancianos con un 11,7% de personas mayores de 75 años. Además las condiciones de trabajo en Italia son malas, peores que en los demás países, por lo que lxs jóvenes italianxs se van, dejando una escasez impactante de mano de obra joven y capacitada. Hasta ahora se estuvieron recibiendo a lxs inmigrantes, no exactamente respetando todos sus derechos y cuidando su bienestar, pero si dándoles el trabajo que necesitaban los empresarios.

Y ahora ¿qué pasa en Italia con el recrudecimiento de las derechas extremas que vemos en todo el mundo, especialmente hacia las poblaciones empobrecidas, indígenas, mujeres y diferencias? No quieren saber más nada con lxs inmigrantes, ¡quieren más italianxs! Francesco Lollobrigida, Ministro de la Agricultura y de la Soberanía Alimentaria y miembro de Fratelli d’Italia, el Partido ultraderechista creado en 2012 por Giorgia Meloni, acaba de declarar “No podemos rendirnos a la idea de la sustitución étnica. Los Italianos tienen menos hijos y ¿por eso los sustituimos con otros? No creo que eso sea el camino”. Se deberían estimular los nacimientos y lograr mucho más del 7% de niñes cada mil habitantes, rejuveneciendo la población local. ¡Italianxs, no inmigrantes!

“Substitución étnica” dice el ministro Lollobrigida, como si lxs italianxs fueran una raza, haciéndonos recordar nada menos que al fascismo de Benito Mussolini que en 1938 impuso las leyes raciales dirigidas como en la Alemania nazi contra los judíos, que fueron expulsados de sus casas, enviados a campos de concentración, torturados y asesinados. De vuelta hablamos de razas como si les italianes, les franceses o les alemanes fueramos cada uno una raza. Y al mismo tiempo que estamos valorizando el rol de las mujeres y de las diferencias, reconociéndoles derechos, queremos negar su existencia, desvalorizando y además tratando de negar la posibilidad de abortar, profundizando cada día más en todo el mundo la capacidad de construir un mundo equitativo y digno. Y esto en todo el mundo lamentablemente, pero en algunos lugares con más virulencia. 

Con les inmigrantes que hasta ahora se recibían razonablemente ha cambiado todo. Recordemos que por Italia pasan inmigrantes que se quieren ir a otros lugares de Europa. Muches están saliendo ahora de Libia y Túnez desde donde los traficantes les están haciendo partir por el Mediterráneo Central, después de dejarles meses esperando mientras les explotan como esclaves o les prostituyen. En febrero de este año 2023 se ahogaron 88 personas en la localidad de Cutro, en la región sureña de Calabria, sin que el gobierno hiciera nada para tratar de salvarles y asistirles. Este 11 de abril la primera ministra ultraderechista Giorgia Meloni acaba de declarar el “estado de emergencia” que prevé procedimientos más rápidos para que los migrantes sean rescatados en poco tiempo con la colaboración de la Cruz Roja Italiana, que sean identificados y enviados de vuelta a su país, si no cumplen las condiciones necesarias para vivir en Europa. O sea serán recibidos únicamente si son refugiados que escapan a persecuciones, guerras o conflictos. Si son simples migrantes económicos que escapan de situaciones invivibles, y que son los que Europa necesita como mano de obra, serán reenviados a su país de origen donde no existen condiciones de vida razonables.

Las organizaciones humanitarias siguen siendo importantísimas con sus naves de distintos países que recogen a les inmigrantes, pero el actual gobierno italiano las critica mucho, acusándolas de ser una especie de “taxi del mar”. Claramente hace falta una colaboración continua y constante entre Estados, Ongs y Poblaciones, lo que está ocurriendo cada vez menos. La Isla de Lampedusa que es el lugar más cercano al Norte de África donde el Papa Franciso hizo su primera visita al asumir hace 10 años, justamente para reconocer la gravedad de la problemática, está tan repleta que no puede más prestar servicios y tiene que tratar de trasladar a cantidades de inmigrantes a otros lugares, que por supuesto escasean.

La Comisión Europea renovó el Plan de Acción en el Mediterráneo Central en 2021 con 20 medidas que buscan coordinar una acción de búsqueda y salvataje, contribuyendo incluso económicamente con los países que más inmigrantes reciben. Ahora se busca renovar un Nuevo Pacto sobre Migraciones y Asilo para 2024, que es muy esperado principalmente por países como Italia, Grecia y Malta, que necesitan la colaboración no solamente económica cuanto en el traslado de los inmigrantes a otros países que hasta ahora es muy complejo y costoso. En el primer trimestre han llegado a Europa unos 54.000.

Afortunadamente en Italia está empezando a retomar importancia el Partido Democrático – PD – el principal partido de centroizquierda, aunque una centroizquierda muy relativa, con la elección como nueva líder de Elly Schlein, quien declaró que lo que dijo el ministro Francesco Lollobrigida que las italianas deben tener más hijes y no substituirles con inmigrantes “son palabras de supremacismo blanco”.

El supremacismo blanco es claramente el actual peligro en Italia y en Europa y también en el mundo. No lo podemos aceptar.

* Dra. Ciencias Políticas Universitá La Sapienza di Roma, Lic. Trabajo Social UBA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuadernos de Bitácora se propone salir cada dos semanas y se distribuirá en la redes sin limitaciones ni pagos como condición para leerla.
No obstante necesitamos suscriptores voluntarios para solventarla. Acá podés apoyarnos:👇

Para suscribirte por $200/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $500/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $700/mes, hacer clic aquí
.

Regresar al Sumario N°11

Sumario N°10

Sumario N°9

Sumario N°8

Sumario N°7

Sumario N°6

Sumario N°5

Edición Especial Perú

Sumario N°4

Sumario N°3

Sumario N°2

Sumario N°1