Seleccionar página
Manuel Andrés López Obrador

Stella Calloni *

Publicado: viernes, 23 septiembre 2022
lopez obrador

El rescate de la soberanía y la dignidad en México

Si algo puede decirse del gobierno de Manuel López Obrador en México, es que a pesar de tener una larga frontera con Estados Unidos, ha mantenido el espíritu de la mejor política exterior que,  como ha dicho el mismo presidente, aboga por la fraternidad universal, el respeto a la autodeterminación y la soberanía de los pueblos, la recuperación de  la unidad de América Latina entre  otras acciones que lo muestran como un estadista que no necesita levantar la voz cuando anuncia pasos gigantes en su gestión, especialmente en favor de las mayorías pobres de ese país. 

Una muestra de esto es la respuesta que dio el mandatario este 18 de septiembre  al  principal asesor de la presidencia de Ucrania, Mijail Podoliak, quien criticó el plan presentado por el gobierno mexicano  para lograr un cese de hostilidades con Rusia y sostuvo que “Los pacifistas’ que utilizan la guerra como tema para sus propias relaciones públicas solo causan sorpresa”, mediante un mensaje en Twitter. 

La respuesta fue rápida y digna: «Es un deber tratar de salvar vidas y evitar sufrimientos en esos países. Está de por medio detener la inflación y la crisis económica y de bienestar en todo el mundo», escribió también en Twitter López Obrador  y aseguró que quienes desechan su plan lo hacen por   «sectarismos o intereses de élite».

Este asesor también lo acusó de impulsar «un plan ruso» destinado a mantener a millones de personas bajo ocupación, aumentar el número de entierros masivos para darle “darle tiempo a Rusia para renovar las reservas antes de la próxima ofensiva»,

López Obrador lanzó este plan durante  el discurso oficial en las tradicionales  fiestas patrias por la Independencia mexicana, el 15 de septiembre pasado. «Se trata de buscar con urgencia un acuerdo para detener la guerra en Ucrania y lograr hacia adelante una tregua de cuando menos cinco años en favor de la paz entre todas las naciones», dijo advirtiendo que esta iniciativa sería llevada ante la Asamblea General de Naciones Unidas para la conformación de un comité de paz y lograr un alto el fuego entre Rusia y Ucrania y un diálogo entre los presidentes de ambos países..

Propuso que este “Comité para el diálogo y la paz” estaría integrado, «si se acepta y hay voluntad»,  por el primer ministro de India, Narendra Modi, el Papa Francisco y el secretario general de la ONU, António Guterres. El canciller mexicano Marcelo Ebrard  llevará el mandato presidencial ante la ONU. 

A su vez  criticó la actuación de la ONU en el conflicto, sosteniendo que “permanece  inactiva y presa de un formalismo y una ineficacia política que la dejan en un papel meramente ornamental». 

El  actual  presidente de México fue elegido en julio de 2018, y su mandato se  extiende desde  esa fecha hasta 2024. La tenacidad de este veterano político mexicano, que viene luchando desde hace años contra la corrupción y los fraudes electorales que nunca dejó de denunciar con pruebas,  es reconocida hasta por sus enemigos políticos, que lo consideran como un “izquierdista” por estar  férreamente comprometido en la lucha contra la corrupción y la pobreza”, lo que para ellos es “comunismo o populismo”. Algo que bien conocemos en Nuestra América 

Alejado tempranamente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se mantuvo en el gobierno  desde los tiempos de la revolución mexicana (1910), logró llegar a la alcaldía de la capital  en el año 2000, cumpliendo las promesas más urgentes de favorecer a los pobres, discriminados y olvidados desde siempre, pero a la vez creando una fuerte obra de infraestructura, mientras  cumplía  sus proyectos de rescatar la educación y la cultura popular, que sufrió y sufre el embate  de  “ la desinformación y manipulación de los medios masivos de comunicación y de los entretenimientos preparados en organismos de inteligencia estadounidenses  para desculturizar y desconcientizar a nuestros pueblos.

En el 2005 López Obrador renunció como jefe de gobierno capitalino para contender por la presidencia en los comicios de 2006, en los que resultó derrotado por estrechos márgenes por Felipe Calderón, del derechista Partido de Acción Nacional (PAN), y en el 2012  por Enrique Peña Nieto, del PRI.  Calderón, acompañado por el organismo electoral  acostumbrado al fraude eterno, ganó con poco más del 0.50 ni siquiera un punto, mientras más de tres millones de boletas eran descartadas por “inconsistencia” y todas ellas en favor de López Obrador. 

El triunfo de López Obrador en las presidenciales de 2018, ya con el Movimiento de Regeneración Nacional(MORENA)y otros aliados,  al que se  considera de izquierda o Centroizquierda- fue arrollador: Obtuvo más de la mitad de los sufragios, casi el 54 por ciento, y superó a sus rivales en más de treinta puntos, unas cifras inéditas en la historia reciente del país. 

Su elección abrió un periodo de esperanza en una sociedad desencantada “y también numerosas incertidumbres ante el imponente desafío de someter a un aparato estatal estragado por la inoperancia y la corrupción” señalan  analistas.

Su propuesta de soberanía se extiende a lo económico, político, cultural  como el respeto a los pueblos originarios y sus derechos,  la identidad y el rescate de una cultura de siglos que late como lava en ese territorio tantas veces asolado y saqueado.

Bajo el lema “primero los pobres” en el 2006 comenzó Andrés Manuel López Obrador su primera campaña presidencial. En su tercera campaña  en 2018, la bandera de la lucha fue  contra la corrupción logrando  30 millones de votos contra el viejo régimen neoliberal. México pertenece al G20, y es considerada la 15ª economía mundial, lo que no se refleja en el 57% de la población que vive en situación de pobreza o extrema pobreza.

De acuerdo a analistas mexicanos, la “dispersión de programas sociales universales como forma urgente de redistribución de la riqueza, alcanza aproximadamente ya a más de  25 millones de personas, alrededor del 60 por ciento de las familias del país. “Adicionalmente, en mayo de 2020 y en plena pandemia, se reformo el artículo 4º de la Constitución para garantizar salud integral y gratuita a las y los mexicanos que no cuenten con seguridad social”.

Se analiza que el  modelo neoliberal en México tuvo como consecuencia  niveles de violencia extremos.  Después de que el ex presidente Calderón firmara un acuerdo con Estados Unidos  llamado  Plan Mérida y luego Iniciativa México con el mismo  y temible objetivo que el Plan Colombia. México fue militarizado a niveles nunca vistos. Los dineros del Plan Mérida fueron aplicados para pagar las armas, equipos y “asesores” militares estadunidenses.

Ejército, Marina y Aeronaútica  se tomaron el país en la presunta  “guerra contra el narco”. Sólo entre 2006 y 2012 las cifras alcanzaban a más de 140 mil muertos y unos 50 mil  desaparecidos. En 12 años se cuentan más de 260.000 muertos, “aproximadamente los mismos que en 60 años de guerra en Colombia, con multitud de actores armados”, señala un informe. 

Aunque nadie lo dice, en América Latina se desarrolló un proyecto norteamericano para   reforzar,  asesorar, armar y controlar a las fuerzas de seguridad de toda la región, porque serán las que van a enfrentar a los pueblos, nuevos “enemigos internos”, y  que están preparando al mejor estilo de los carabineros chilenos y de la guerra contrainsurgente. Consideran que dada la resistencia que crece en las  poblaciones de Nuestra América serán ellos los “exterminadores” como antes lo fueron las dictaduras militares.

A todo esto se enfrentó y se enfrenta López Obrador, que va dando pasos increíbles con la paciencia indígena que caracterizó al gobierno de Evo Morales en su momento, en Bolivia. La actual estrategia de apoyarse en el ejército y la nueva  Guardia Nacional, intenta evitar  la vinculación de otras policías, locales y estatales con el narco, que sumada al despliegue de programas sociales y una ley de amnistía para los campesinos pareciera empezar a dar frutos.

“Pero además de la lucha contra la pobreza, desigualdad y violencia, el gobierno de López Obrador tiene 3 ejes transversales. En primer lugar, la lucha contra la corrupción. En segundo lugar, los Derechos Humanos. “Los avances en el caso Ayotzinapa, la mejor y más triste metáfora de la economía criminal en México con la desaparición de 43 estudiantes normalistas que habían tomado un autobús sin saber que iba  lleno de heroína que tenía como destino Estados Unidos, en una acción donde participaron en su desaparición el poder político, la policía y cárteles locales, además de probablemente el ejército, es el mejor ejemplo del compromiso de López Obrador con la verdad y la justicia en el ámbito de los DDHH” advierte un análisis  a tener en cuenta .

El tercer eje transversal “y sobre todo, pragmático, las relaciones internacionales,  le permiten a AMLO salirse del Grupo de Lima respetando la soberanía de Venezuela, hacerse una foto con (Donald) Trump ratificando el tratado de libre comercio entre México, EEUU y Canadá mientras recibe a miles de médicos cubanos que lucharon contra  el Covid-19”. Ahora regresaron nuevamente   llamados por el gobierno, porque la mayoría absoluta de médicos que salen de las universidades de México, “no salen de la capital o grandes ciudades y no aceptan ir donde más se los necesita en  los pueblos olvidados y las  zonas más pobres. Y esa es una realidad que destacó el presidente atacado por la jauría mediática  pagada desde el exterior.

En el 2021 México vivió las elecciones intermedias poniendo en juego las 500 diputaciones federales y sobre todo, 15 de las 32 gobernaciones del país, la mitad del poder territorial, logrando nuevamente una victoria política y continúa con el 60 por ciento de aprobación. Ahora López Obrador se prepara para apoyar a quien se elija como candidato o candidata a la presidencia en las elecciones del 2004, que podrían ser Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, o al Canciller Marcelo Ebrard). 

LOGROS 

Entre lo que más se destaca  es el haber rescatado y puesto en pie a la mayor empresa mexicana de Petróleo (PEMEX) que Peña Nieto dejó a punto de la quiebra, la  construcción de la refinería de Dos Bocas con el objetivo de recuperar la soberanía energética de un país que importa de Estados Unidos la mitad de las gasolinas que consume, y el Tren Maya con el objetivo de vertebrar territorialmente y generar desarrollo económico en el sureste mexicano, más allá de Cancún y la Rivera Maya. También el  aeropuerto   Felipe   Ángeles    entre   otras grandes   construcciones. 

Consultado el sociólogo Eduardo Contreras, profesor de la Universidad Autónoma de la ciudad de México  sostiene que uno de los logros mayores es haber recuperado la empresa de Petróleos  mexicana  (Pemex)  y las respuestas soberanas que ha dado a Estados Unidos sobre el tema de la energía.  Destaca  la ayuda que significa para  Pemex la construcción de dos bocas de la refinería más grande y la compra de una gran refinería en Texas, lo que permite  el más rápido envío  a Estados Unidos, que ya está dando réditos  inmensos.

En este sentido recuerda que  Pemex ahora tiene un gran crecimiento  real y que su recuperación además de ser  un acto de soberanía nacional,   es la gran empresa salvadora de la nación. En cuanto al litio, México tiene enormes reservas y para eso se decidió conformar una empresa nacional, que como Pemex ya está en manos del Estado de México. 

Pero también enfrenta a una situación difícil en el tema de la minería, debido a que los gobiernos anteriores han  concesionado entre el 60 70 por ciento a la mineras  extranjeras. “Revertir estas concesiones es una tarea muy dura, aunque AMLO es tan paciente como lo fue Evo Morales” señala Contreras.     

En salud se están recuperando  hospitales abandonados o que quedaron a construir en zonas lejanas y de los que estaban en vías de privatización del Seguro Social, mientras se libra una dura lucha contra las farmacéuticas  “milímetro a milímetro” y acabando con muchas figuras de corrupción a nivel nacional. También el  gobierno decidió cobrar impuestos a las grandes corporaciones de Estados Unidos beneficiadas por los gobiernos neoliberales otorgando subvenciones, sin cobrar nada. Ahora deben pagar por primera vez  lo que significa grandes recursos para el país

 Por su parte el periodista Gerardo Fernández  Casanova sostiene que se siente orgulloso “de que   los trabajadores han recuperado  su respetabilidad. Es de vital importancia la recuperación del prestigio de México en  el mundo, producto de un ejercicio de política (…). Hoy resulta que un Presidente tildado de aldeano y que no habla el inglés, sin hacer   turismo   político   emerge   como   un   estadista   de   talla mundial. Me enorgullece”, sostiene.

Recientemente el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar  comentó en un evento que “el futuro de Estados Unidos y México no está con China’.  Precisamente López Obrador  en su discurso antes de dar el tradicional grito de la independencia (“Viva México”) rodeado de más de 600 mil personas en el Zócalo frente a la casa de Gobierno, destacó con claridad meridiana que puede negociar con China, Rusia, y todos los países del mundo. a la vez que lo está haciendo en el famoso “Acuerdo” entre Estados Unidos Canadá y México, que está manejando con un criterio distinto a sus antecesores, recalcando la soberanía y los intereses nacionales, algo que muy pocos mencionan.  

“Nosotros tenemos un acuerdo, un tratado con Estados Unidos, con Canadá. Todo esto respetando nuestras soberanías, por cuestiones de geopolítica, por vecindad, por muchas razones, nosotros debemos llevar una política de buena vecindad con EE.UU, es una relación económica comercial estratégica para los tres países de América del Norte. Pero de igual a igual”.

Y agregó “Yo estoy planteando que no sea sólo la alianza entre los tres países de América del Norte, sino que se consiga una alianza entre todos los países de América, por eso no estuve de acuerdo que en la (reciente) Cumbre de América se excluyera a países, porque yo estoy a favor de la integración regional, como fue el proceso europeo, la Comunidad Europea y la Unión Europea. Después, porque América tiene muchísimos recursos naturales,  es la región con más riquezas naturales del mundo,  tiene fuerza de trabajo, tiene mucha tradición cultural, tecnología, tiene capital y mercado” dijo en una de sus conferencias de prensa diarias, ”Las Mañaneras”.

En esa conferencia, además de responder preguntas denuncia todo lo que tiene que denunciar, desafiando a quien tenga que hacerlo, y poniendo al alcance del pueblo la verdad que ocultan los grandes medios. 

 “Desde luego con respecto a la soberanía, nosotros no queremos ser Colonia de nadie, o sea, México es un país independiente, libre, soberano. Y sí, también buscamos las relaciones de amistad con todos los pueblos, con todos los gobiernos del mundo, pero es una realidad el que tenemos una frontera, una vecindad de tres mil 180 kilómetros con Estados Unidos, y ya viven y trabajan honradamente 40 millones de mexicanos en ese país, dijo López Obrador en estos días. 

También destacó que “ahora, nada más que eso no lo dicen, están llegando a vivir a México muchos estadounidenses, como nunca, por eso es paradójico, es como un doble discurso”.

Durante la reciente celebración de la fiesta patria López Obrador dio también su mensaje político al haber invitado como personalidades especiales al expresidente Evo Morales -quien estuvo asilado en México cuando el golpe militar en Bolivia en 2019 y fue recibido con una emocionante alegría por la multitud este 15 de septiembre-, a Aleida Guevara (hija del Che Guevara), a Pepe Mujica de Uruguay, a un representantes del Vaticano y otras figuras que asistirán a la ceremonia, lo que  da cuenta de  su coherencia con el discurso y lo muestran cada vez más reconocido como una  figura política necesaria para nuestra región.

El envío inmediato de bomberos y equipos a Cuba, ante  el feroz   incendio de los tanques de depósito de combustible, y todos los equipos necesarios, conjuntamente con Venezuela, muestran que en sus promesas no existe  ninguna ambigüedad, tan común en estos tiempos de un imperio que viene sobre nosotros en un proyecto geoestratégico de recolonización, para controlar nuestros recursos desde Washington, imponiendo  sus lacayos en Nuestra América .

Lo que está  realizando López Obrador en su país es muchísimo más de lo que aquí escribimos. El haber retomado la política exterior concebida por la gloriosa Revolución Mexicana a principios del siglo XX, nos enseña todo lo que se puede hacer cuando un presidente decide recuperar  la identidad de su pueblo, que aún en medio de difíciles circunstancias sigue apoyándolo, porque va cumpliendo sus programas, como lo hizo durante su paso por la alcaldía mexicana. La presencia de López Obrador en el  gobierno mexicano  es para América latina, como otra muralla contra los intentos de recolonizar el continente.

* Poeta, escritora y periodista.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cuadernos de Bitácora se propone salir cada dos semanas y se distribuirá en la redes sin limitaciones ni pagos como condición para leerla.
No obstante necesitamos suscriptores voluntarios para solventarla. Acá podés apoyarnos:👇

Para suscribirte por $200/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $500/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $700/mes, hacer clic aquí
.

celebracion
Palabras previas

Palabras previas

La verdadera política es la política internacionalalguien…. A nuestros lectores Llegó el momento de nuestro número inaugural: el lanzamiento de Cuadernos de BITÁCORA, una revista digital de Geopolítica y Política Internacional Ante la magnitud del compromiso...

En las vísperas

En las vísperas

Estamos en las vísperas de un estreno. Cómo en un teatro. Pero lo que sucederá dentro de 10 ó 15 días será el lanzamiento de Cuadernos de BITÁCORA una revista digital de Geopolítica y Política Internacional.La coyuntura, pero sobretodo la perspectiva del cambio de...