Seleccionar página
TRES FOCOS DE CONFLICTO GLOBAL

Lido Egisto Iacomini *

Publicado: martes, 16 enero 2024

TRES FOCOS DE CONFLICTO GLOBAL, TRES TAPONES AL AVANCE DEL MUNDO MULTIPOLAR 

 A poco más de un mes del arribo de Javier Milei a la presidencia de la Argentina y del inicio de su profunda blitzkrieg que llaman «política de shock», un atrevido intento de barrer con todos los derechos y conquistas democráticas y sociales del pueblo argentino, eliminando todas las trabas que les impiden arrebatar la soberanía nacional en todos los órdenes, es posible advertir la magnitud de la derrota experimentada por el movimiento popular argentino y las nefastas e inéditas consecuencias que tendrá para el pueblo y la nación.  Esto lo advierten observadores y analistas argentinos y del mundo.     

Pero lo que comienza a verse, de manera incipiente, es que el triunfo de esta ultraderecha, con semejante capacidad destructiva alcanzada, también es una formidable derrota, en el escenario geopolítico, de las fuerzas de la multipolaridad, aquellas que hoy disputan en todo el globo, la influencia y predominio alternativo al decadente imperio norteamericano.   

Con con el triunfo de Milei se ha impedido que Argentina se integre a los BRICS, lo que constituye una victoria formidable para EEUU, impidiendo la consolidación de un eje latinoamericano  Argentina Brasil, de formidable potencial de desarrollo capaz de multiplicar las posibilidades autonomistas de la región, una realidad hoy disuelta al igual que el freno que Milei aplica  a la relación estratégica de Argentina con China.                      

 ARGENTINA, UN ESTADO TAPON OBTURADOR                                               

La derrota ha permitido que la Argentina camine rauda a convertirse en un Estado tapón que ponga freno a la influencia de China en el patio trasero norteamericano, prolongando la  triste vigencia de éste en pleno siglo XXI. Con una particularidad, ya que más que el papel amortiguador y generalmente neutrales que cumplieron los Estados tapones tradicionales, Argentina sería un tapón obturador para impedir el avance de China (y su aliada Rusia) sobre el resto de la Región. 

Si la guerra de Ucrania consiguió ralentizar la marcha de la Ruta de la Seda en Europa, convirtiendo a la patria de Zelensky en un Estado tapón centroeuropeo, al darle una nueva vuelta de tuerca a la exclusión de Rusia de la Europa a la que pertenece. Agitando políticas y banderas de la época de la guerra fría, blandiendo un anticomunismo que ya supieron usar en la época soviética han logrado arrastrar en contra de un Putin demonizada a una parte importante de la opinión pública europea y a los gobiernos de varias de sus naciones, que se les han subordinado al alto precio de sus economías maniatadas. A la renuncia de la conveniente e indispensable provisión energética que Rusia le brinda a la Europa altamente industrializada. La exclusión de Rusia de su entorno europeo es una vieja ambición de los EEUU que recrudeció tras la caída del muro de Berlín. El punto más visible del precio que pagan es el parate industrial de Alemania, la otrora locomotora de la economía europea

ISRAEL, EL PARADIGMA BÉLICO DEL TERCER ESTADO TAPÓN

La guerra de Israel en Gaza prefigura una situación semejante en Medio Oriente y no se puede considerar estás tres situaciones como desconectadas sino por el contrario eslabones articulados de una estrategia común, que va conquistando resultados aunque sea transitorios y de corto alcance en esta confrontación, en la que de un lado está la Triada siniestra, EEUU, Gran Bretaña e Israel, arrastrando a los empujones tras suyo a otros países europeos, a veces de malas maneras y casi siempre de mala gana.                                          Argentina de la mano de Milei  cambia de bando y por su importancia esto traerá serías consecuencias al mundo multipolar y también padeceres y retrocesos a la propia Argentina. En dos de los tres tapones con que el Occidente capitalista en su fase neoliberal y de derrumbe trata de erigir su muro de defensa de su modelo de civilización, hoy se sumerge en el uso de la violencia y la guerra, con los extremos del genocidio al estilo Netanhyaju. 

En Argentina aún no vivimos esos extremos, pero se ha instalado un régimen político que no ha respetado los límites razonables de la democracia y la Constitución. Le han trazado objetivos más allá de la razonabilidad del juego político y la convivencia y eso lo torna peligroso y nos habilita a pensar lo peor. Y la violencia tradicional de los EEUU nos aconseja pensar y prepararnos ante ello. Así como hay que detener el genocidio en Gaza y alcanzar la paz en Ucrania, los argentinos necesitamos desprendernos de este presidente, un anarcocapitalista bizarro y desquiciado, para avanzar todos juntos en una América solidaria alineados al mundo multipolar

* Editor Responsable

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola necesitamos actualizar el valor de las suscripciones a Cuadernos de Bitácora. Cómo lo sabes no condicionamos a nadie a que tenga que pagar para leernos. En función de ese principio de decidi vos mismo la actualización que te cuadra. Acá van las tres sugerencias. La menor de $1200.- Luego por $1500.- y finalmente si estás en condiciones de pagarlo y crees que nuestro trabajo lo merece $2000.- Muchas gracias por tu colaboración:👇

Para suscribirte por $1200/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $1500/mes, hacer clic aquí.
Para suscribirte por $2000/mes, hacer clic aquí.

 

Regresar al

Sumario N°21

Sumario N°20

Sumario N°19

Sumario N°18

Sumario N°17

Sumario N°16

Sumario N°15

Sumario N°14

Sumario N°13

Sumario Edición Especial Rusia

Sumario N°12

Sumario N°11

Sumario N°10

Sumario N°9

Sumario N°8

Sumario N°7

Sumario N°6

Sumario N°5

Edición Especial Perú

Sumario N°4

Sumario N°3

Sumario N°2

Sumario N°1